VERITAS, Intel y Cisco compartieron tecnología en SIFAIS

sifais1

  • Mujeres y niñas estudiantes de Sifais en La Carpio serán capacitadas para crear, resolver y tener mayores oportunidades

Para pellizcar la curiosidad y la capacidad creadora de mujeres y niñas en esta ocasión, permitiéndoles empoderarse y salir adelante es que este sábado 25 de abril se realizó en La CuevadeLuz del proyecto Sistema Integral de Formación Artística para la Inclusión Social (SIFAIS) el primer Micro FabLab, coordinado por el Centro de Investigación para la Innovación de la Universidad VERITAS (CINNO), Intel y Cisco.

El objetivo principal de este proyecto es entregar las herramientas para crear de forma colectiva, estimular la creatividad y la fabricación de ideas fuera de el aula de clase, e integrar ciencia, matemáticas, arte y tecnología, y así estimular el aprendizaje por descubrimiento. La actividad cuenta con el respaldo de la Dirección de Capital Humano y la Dirección de Ciencia y Género del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT).

Para para probar el concepto y las herramientas del MicroFabLab se incorporó el proyecto Sifais. Éste se enfoca en promover la inclusión social en comunidades marginales y amplía sus áreas de formación para abrir sus puertas a la tecnología y formación.

“En Sifais estamos muy emocionados de haber sido seleccionados por el Centro de Investigaciones de la Universidad Veritas e Intel para realizar el proyecto piloto de FAB LAB en nuestro país. La confianza depositada en esta comunidad por parte de nuevos actores es conmovedora. Ya hemos ido cosechando aliados en el ámbito musical, artístico y deportivo, pero hoy damos un salto cualitativo al incursionar en  el ámbito tecnológico con aliados del mejor nivel. Esto nos confirma que el modelo Sifais tiene mucho que aportar y que está germinando una hermosa revolución positiva desde este humilde precario”, afirmó la Presidenta de Sifais, Maris Stella Fernández.
Sifais2
“Agradecemos mucho la proactividad de Mike Smith, Tomás de Camino, Carolina Taborda, de Veritas  y de Andrés Palavicini de Intel quienes con  su visión y arrojo les están permitiendo  a este grupo de jóvenes iniciarse como pioneras y difusoras de una  tecnología electrónica sin barreras culturales”, añadió Fernández.

Un Micro FabLab es un taller de fabricación digital generalmente equipado con una serie de herramientas controladas por ordenador flexibles que cubren diversos materiales, con el objetivo de hacer “casi todo”, incluyendo productos habilitados con la tecnología anteriormente limitadas a la producción en masa.

Los  FabLabs han demostrado el potencial de empoderar a las personas para crear dispositivos inteligentes para sí mismos. Estos dispositivos se pueden adaptar a las necesidades locales o personales en formas que no son prácticas o económicas utilizando la producción en masa.

“La actividad es un reto porque pues estamos tratando de devolver la dignidad a las personas poniendo en sus manos nuevamente la capacidad de crear y resolver, tanto para su propio desarrollo como individuo,  como para participar en el desarrollo de su comunidad y país. Es un reto pues no es la tecnología como tal la que va a resolver las cosas, es inculcar una filosofía de auto-aprendizaje, y de auto creación, tanto para resolver problemas como para expresarse”, señaló el Director del CINNO, Tomás de Camino.

El Micro FabLab es una herramienta que se requiere para transformar la educación en Costa Rica y los procesos de aprendizaje dentro de la comunidad. Esta propuesta actual es una solución inspirada en iniciativas internacionales, pero que fue adaptada por costarricenses para costarricenses.

Sifais 3

“Por más de 40 años, Intel ha venido creando tecnologías que mejora la manera en que vivimos, trabajamos y aprendemos. Parte de los esfuerzos de Intel Costa Rica buscan empoderar a mujeres y niñas del país cerrando la brecha de género, inspirándolas a convertirse en creadoras de tecnología de una manera fácil y atractiva. Con el Micro FabLab queremos llegar a niñas y mujeres del país en sus comunidades, ayudarles a hacer la tecnología parte de su vida para crear, inventar y considerar un futuro en el área de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas”, aseguraron personeros de Intel.

En esta ocasión, el taller se realiza con un mueble construido en plywood, que funciona como mesa de trabajo y que contiene una impresora 3D,  Galileos, Arduino, Rasberry PI, sensores, cautin, kits de herramientas, monitores, teclados, cables.

“Estos talleres nos permitirán probar los contenidos, el equipo, y validar la idea de empoderar a las comunidades.  A partir de esta experiencia, esperamos mejorar el proyecto para buscar financiamiento para construir cientos de micro fablabs, y comenzar con procesos de entrenamiento de instructores comunales”, agregó de Camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *